Diseño de personajes

Dhaniella, la dama de las lágrimas

Dhaniella fue un personaje que cree en bachiller. Tuve de aprender a desarrollar un personaje en la carrera, así que la elegí a ella de entre todos los que había creado alguna vez. Quería materializarla y así fue.

Por cierto, me anima mucho ver cuanto he mejorado dibujando anatomía humana, comparando a Dhaniella con Ibágari, mi más reciente trabajo de diseño de personajes. Alguna vez rediseñaré a Dhaniella.

Ibágari, el espíritu del Caribe

Perfil del personaje

Ibágari es una joven taína a la que se le fue dada una segunda oportunidad de vida, siendo transformada en un ser mágico inmortal híbrida entre humana y planta por los dioses de su pueblo, Atabey y Yocaju, luego de haber sido asesinada, junto con la gente de su aldea, por los primeros colonizadores españoles.

Motivada por sus últimos recuerdos de su vida pasada, va en búsqueda de su propósito en esta vida, emprendiendo un camino de venganza, descubrimiento y sanación con tal de proteger lo que una vez fue de su pueblo y conocer qué pasó con su cultura, desarrollando sus habilidades y enfrentándose a los causantes de la perdición de los hombres.

Nombre del personaje

Ibágari

Ibágari es una palabra garífuna cuyo significado es “vida”.

La intención desde un principio era ponerle un nombre taíno con significado. Sin embargo el idioma taíno es considerado un idioma muerto. No obstante, existe un idioma muy parecido al taíno clásico o arahuaco, el garífuna. Este idioma es hablado en la costa del Caribe atlántico, Guatemala, Belice y Nicaragua por el pueblo garífuna, descendientes de pueblos africanos e indígenas Arawak y Caribes que entraron en contacto en la época colonial en las Antillas Menores, de donde fueron desplazados.

Una característica interesante de este idioma es el vocabulario utilizado solamente por las mujeres y el que es utilizado solo por los hombres. Esto, sin embargo, no afecta a todo el vocabulario. Los términos usados por los hombres provienen generalmente del idioma Caribe mientras que el vocabulario usado por las mujeres viene del idioma arahuaco.

Esto se debió a que, en la era precolombina, los caliganos tenían la costumbre de raptar a las mujeres de los taínos para llevárselas como concubinas. Estas al ser raptadas se reusaban a adaptarse a la cultura calinago y se quedaban con su idioma natal, que posteriormente fue transmitido a sus hijos. Luego en su adolescencia los hombres le enseñaban el idioma calinago, pero su lengua materna siempre fue taína. Eventualmente algunas tribus calinago perdieron su idioma caribe y hablaron uno más arahuaco.

Antecedentes/background del personaje

Sinopsis corta

Ibágari es una adolescente taína amante de la naturaleza que estaba siendo preparada por su abuelo, quien era un behique, para ejercer su oficio, hasta que su aldea fue atacada por colonizadores españoles, lo que resultó en su  asesinato al pie de  un árbol. Siglos después es revivida por la diosa Atabey y el dios Yocaju para ser convertida en la guardiana “mágica” inmortal de la naturaleza del Caribe luego de sentir el deterioro de sus tierras y aguas.

Sinopsis Larga

Ibágari es una chica taína, enérgica y de buen corazón, miembro de una pequeña aldea ubicada en la región central de la isla Quisqueya/Haití, en el cacicazgo de Maguana.

A sus diez años, Ibágari empezó a tener visiones al soñar. Sin embargo estas visiones no eran muy frecuentes, claras o de fácil interpretación, y no siempre solían cumplirse. Debido a esto su abuelo, quien era el behique de la aldea, y los demás ancianos del pueblo deciden formarla en el oficio del behique o chamán con el fin de que fuera la mano derecha del líder de la aldea y una curandera experta. Ibágari, por su deseo de poder curar y ayudar a las personas, la admiración hacia su abuelo y la intriga que le causaban esas visiones, acepta, amando la idea de ser behique y conectarse mejor con la naturaleza.

En una noche, luego de siete años, tuvo una visión: unos hombres de pieles blancas, con armadura de hierro que lanzaban fuego de sus manos arrasaban con todo a su paso. Al día siguiente se dispuso a contárselo a su abuelo. Desafortunadamente ese mismo día la aldea fue emboscada por colonizadores españoles armados hasta los dientes. Asesinaron a mucha de su gente en el camino, incluyendo a parte su familia. Intentando huir fue alcanzada por unos disparos que la llevaron a morir desangrada a los pies de un árbol.

La diosa Atabey y el dios Yocaju fueron testigos de la masacre de la aldea y, con el pasar de los siglos, de la destrucción y el deterioro de la naturaleza de la isla, así como de la desaparición de la cultura taína. Sintiendo que la balanza natural se había desequilibrado los dioses se reúnen y tras dialogar deciden revivir a Ibágari por su amor a su cultura, a la naturaleza, su inteligencia y su desprendimiento al ayudar a quien lo necesitara; además de sus dones que se habían comenzado a manifestar en su adolescencia.

Ibágari revive con su cuerpo cambiado: parte de su piel se compone de madera y raíces. Algunas plantas trepadoras y musgo la cubren. Desorientada, desolada y confundida, no entiende por qué está viva de nuevo, qué tiene que hacer y por qué. Debido a sus últimos recuerdos se cega con la idea de vengar a su pueblo y recuperar su tierra. Así emprende un camino de venganza, descubrimiento y sanación en el que aprende a desarrollar sus poderes, conocer lo que pasó con su pueblo, y a entender a la gente que ahora habita sus tierras.

Encontrará la manera de llevar a cabo la misión que le fue encomendada ya no por mandato de los dioses, si no por su amor a la naturaleza, aunque le tomará mucho descubrir su nuevo propósito y el posible causante de la perdición de los hombres, al que se tendrá que enfrentar tarde o temprano.

Descripción del personaje

Fenotipo/Apariencia

Joven taína inmortal, 17 años (en apariencia), piel cobriza, pelo lacio de color negro azabache, ojos grandes de color olivo y largas pestañas. Su aspecto es dulce y enérgico. Es de baja estatura, su cuerpo es delgado, de complexión ecto-mesomórfica.

Viva

Joven humana, 17 años, de piel cobriza, pelo lacio de color negro azabache, ojos grandes de color olivo y largas pestañas. Su aspecto es dulce y enérgico. Es de baja estatura, su cuerpo es delgado, de complexión ecto-mesomórfica. Lleva pintura en su cuerpo, con formas y patrones típicos de su cultura. Está semidesnuda: cubre su pecho con unas telas de algodón y sus partes íntimas con un delantal que cubre ambas partes, decorado con algunas cuentas.

Revivida

Su apariencia es la de una joven de 17 años, pero es inmortal una vez revivida. Conserva todo lo demás, sin embargo su aspecto se vuelve salvaje y su mirada desafiante. Sus ojos tienen un brillo misterioso, en algunas partes de su cuerpo, como sus manos, antebrazos, parte de las piernas, pies y vientre; están entremezcladas con madera, raíces y plantas con su piel humana. Su vestimenta ahora está sucia con tierra y musgo, y su  pintura se hace permanente.

Arquetipo

Está basada en el arquetipo de rebelde sin causa que descubre su camino a través de una serie de acontecimientos, inspirada en el personaje de Jack Frost, de la película El Origen de los Guardianes de Dreamworks; y Moana, de la película Moana: un mar de aventuras de Disney.

Temperamento

Sanguíneo – Colérico.