El arte gráfico es una de las expresiones más primales del ser humano, pudiéndolo realizar cualquiera que tenga un lápiz, un color o un soporte. A diferencia de otros tipos de arte, el dibujo es una de las primeras formas artísticas desarrolladas por el hombre primitivo.

En un principio, el humano fue capaz de representar mediante trazos simples, la realidad que lo rodeaba. Por ejemplo: las pinturas rupestres que son material de análisis para antropólogos e investigadores, debido a que permiten conocer cómo era la historia antigua.

Con el paso del tiempo, el ser humano desarrolló su capacidad de razonar y de motricidad, y logró elaborar lenguajes complejos mediante representaciones icónicas y grafismos. La capacidad de dibujar fue evolucionando hasta lo que conocemos en la actualidad, el dibujo como un arte que se vale de diversas técnicas y conocimientos para su creación.

A todos los humanos nos gusta dibujar desde hace millones de años. Y es algo que podemos hacer todos. “Dibujar es simplemente hacer líneas y puntos en el papel. Si sabes escribir tu nombre, puedes dibujar”.

El dibujo es comprendido como una de las formas más estimulantes y útiles para el desarrollo de capacidades tales como la creatividad, la originalidad, el estilo personal, la formación de la libertad y de una mejor calidad de vida relacionada con el autoestima ya desde niños.

Comenzamos a dibujar antes de saber leer y escribir. Todos los niños han dibujado en algún momento de su vida. El dibujo “es una forma de aprender sobre el mundo en el que viven y acerca de su lugar en él”. En el dibujo, a diferencia de la palabra, el niño se expresa con todo su potencial independientemente de su situación económica-social. Ellos entienden perfectamente por qué es importante dibujar.

A medidas que crecemos muchos dejan de dibujar por múltiples razones, sin tomar el cuenta sus grandes beneficios. Aquí te mostraremos algunas de las razones por la que deberías retomar el dibujo o al menos dibujar de vez en cuando.

1. Un medio de expresión para todos

Materializando tus ideas. Autor: Kaos

Una de los elementos más importantes del dibujo es que puede fácilmente transmitir ideas, conceptos, sensaciones y sentimientos, independientemente del grupo al que uno pertenezca, teniendo un idioma diferente al del autor, viviendo en lugares extremadamente lejanos. Esto no sucede con todas las ramas del arte y sin duda, el dibujo, la pintura y la escultura son privilegiadas a la hora de transmitir incluso a aquellos que se sienten más lejanos.

A diferencia de lo que sucede con la pintura, la precisión y la técnica en el dibujo parece estar todavía muy presente. Si bien pueden existir bocetos o dibujos abstractos en los que los objetos y las figuras parecen perder la forma natural, la mayor parte de las veces el dibujo requiere de ciertos elementos técnicos tales como la perspectiva, la profundidad, la proporción, etc. De otro modo, corre el riesgo de ser considerado simplemente un garabato.

Según lo que creen los profesionales, el dibujo es una de las primeras formas del arte a las que puede acceder el ser humano para expresarse aún de manera inconsciente. Así, desde niños se nos incentiva a dibujar y a practicar nuestra expresividad a través del dibujo, una forma creativa mucho más accesible que por ejemplo la escultura.

Dí lo que piensas dibujando

Dibujar es decir lo que piensas. Es una forma de dar vida a tus ideas y entrenar la imaginación. No se trata de talento innato, de estilo, ni de reflejar las cosas al detalle, sino de interpretación.

El dibujo te permitirá ver las cosas desde otro punto de vista. Se trata de interpretar y no de copiar, de dar vida a mundos imaginarios a través de las líneas. El dibujo es el inicio de todo. Y algunas veces, puede ser la mejor manera de decirle algo al mundo ya que es un lenguaje universal. Ahí nos damos cuenta de por qué es importante dibujar.

El dibujo es un medio esencial de comunicación; un elemento básico a la hora de esbozar y desarrollar todo tipo de ideas; uno de los formatos más poderosos del mundo para contar historias; un medio perfecto para dar voz al subconsciente y liberar fantasmas interiores; una manera de desarrollar nuestra personalidad.

2. Estimulante de la creatividad e imaginación

El dibujo es el arte de representar de manera gráfica, la realidad, las ideas y las emociones. Su importancia radica en que es un modo de manifestarse y que, el ser humano, practica desde los comienzos de la historia.

El dibujo permite estimular la imaginación del individuo y comprender sus emociones. Permite plasmar la realidad o imaginar una diferente, incluso, fantástica. Es una expresión artística que puede significar mucho más de lo que a simple vista evidencia, por eso resulta una de las disciplinas de las bellas artes.

Dibujar es una forma de soñar despierto. Nos lleva a establecer asociaciones al azar que, a su vez, permiten alcanzar soluciones creativas.

Dibujar es una técnica muy útil en el proceso de innovación y creación. Por su inmediatez, es un gran recurso de generación de ideas. Al convertir ideas en objetos, se puede utilizar tanto para definir un problema, explorar ideas o concretar formas.

Los dibujos sirven para representar conceptos complejos y resumir una cantidad ingente de información en un solo esquema, fácil de ver y entender, permitiendo además una visión panorámica de las cosas, sin cegarse en el detalle.

Esto convierta al dibujo en una buena herramienta visual, traductora del pensamiento, transformándose en una manifestación visible del mismo y, como tal, en un medio para exteriorizar y analizar las ideas.

3. Una terapia llena de color para tu mente

Muchos otros efectos, aparte de fomentar la creatividad, se describen cuando se dibuja y apoyan el hecho de por qué es importante dibujar. Los movimientos rutinarios, regulares y suaves impactando en el papel o coloreando espacios delimitados, pueden hacer que la persona se enfoque tanto en la tarea que está realizando que, con el entrenamiento correcto, llegue a desconectar de otros pensamientos no deseables o que estén generando ansiedad.

Seguro habrás visto un texto, referente al hecho de por qué es importante dibujar, proponiendo, por ejemplo, que para recuperar energía, dibujes paisajes, que opte por dibujar laberintos si has olvidado algo, si estás enfadado, dibujes líneas; si necesitas entender algo, dibuja mandalas y, si te invade la desesperación, dibuja caminos.

Esta descripción detallada es acertada en lo general: dibujar te va a ayudar a combatir la tristeza, a comprender mejor las cosas o al menos, a alejarte de situaciones de estrés al estar totalmente pendiente de lo que estás haciendo, en una suerte de sencilla meditación.

Entre otros de los efectos más relevantes tenemos:

  • Ayuda a poner foco a las cosas, a desechar pensamientos no deseados y, al mismo tiempo, a concentrarse.
  • Aporta bienestar mientras ejecutas la actividad y al finalizarla.
  • Disminuye el estrés y la angustia de forma temporal.
  • Favorece el autoconocimiento, ya que se pueden producir estados de gran concentración.
  • Las defensas caen. La persona está más abierta a considerar escenarios sobre si misma y a tener en cuenta las circunstancias que le rodean.
  • Ayuda a tomar conciencia sobre nuestros estados emocionales y, dado su alto componente relajante, nos hace incrementar nuestra fortaleza  para encararlos y resolverlos.

4. Mejora tu memoria

“Actividades como dibujar, pintar y esculpir estimulan el cerebro y ayudan a mejorar la memoria y la capacidad de introspección al combinar procesos cognitivos y motores. A partir de ciertos estudios vemos cómo el dibujo puede proteger contra el declive de ciertas funciones cerebrales”, afirma la Dra. Angels Bayés, directora de la Unidad de Parkinson y Trastornos del movimiento del Centro Médico Teknon.

«Además, la calidad de los dibujos realizados por la gente, no es importante, lo que sugiere que todos puedan beneficiarse de esta técnica para mejorar la memoria, independientemente de su talento artístico”, continúa la doctora.


“Las personas deben hablar menos y dibujar más. Personalmente, me gustaría renunciar por completo al habla y, al igual que la naturaleza orgánica, comunicar todo lo que tengo que decir visualmente”.

Johann Wolfgang von Goethe

Conclusiones

Dibujar puede tener grandes beneficios terapéuticos que pueden ayudarnos a mejorar nuestro estado anímico, a mejorar nuestas capacidades y, como no, a conocernos mejor.

Y sobre todo es una increible técnica creativa. Y olvídate de la excusa “yo no sé dibujar”. Hay personas que dibujan cuentas con monigotes, podrían dibujar mejor, saben hacerlo pero no es su objetivo, no se trata de eso. Interpretan el cuento y todo el mundo lo entiende. Incluso los niños, feroces críticos. Y tú lo puedes hacer de la misma manera. En este caso, su objetivo es hacerlo de una manera que esté al alcance de cualquiera, y para que veas por qué es importante dibujar, te incluyo el enlace de un vídeo del canal de Fred Lammie, animador y director Creativo en Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here